Mi Cuenta CDI

La polémica por la ley polaca sobre el Holocausto continúa en el Parlamento

Centro Deportivo Israelita, A.C.

//Roxana Levinson

La polémica generada por el acuerdo conjunto de los primeros ministros de Israel y Polonia continúa y ha vuelto a tener protagonismo en la Knéset. Netanyahu dijo estar avalado por la principal historiadora de Yad Vashem, quien se defendió de las acusaciones de traición y lo respaldó solo en forma parcial.

La ley polaca sobre responsabilidades respecto de los crímenes y atrocidades contra judíos durante el Holocausto nació envuelta en discordia y polémica. El Gobierno polaco introdujo un cambio en su texto y los primeros ministros de los dos países lo anunciaron en una declaración conjunta que, lejos de calmar los ánimos, promovió otra controversia.

La ley establecía penas de cárcel para quienes acusen a la nación o al pueblo de Polonia de complicidad con el régimen nazi. El cambio anunciado por los dos gobiernos consistió en que se suprimieron las sanciones penales, pero cualquier persona que sugiera o mencione la vinculación de Polonia con las masacres y actos criminales nazis, todavía puede ser juzgada en lo civil.

La declaración conjunta de Netanyahu y su par polaco, Mateusz Morawiecki, fue criticada desde distintos sectores de la sociedad y la política israelí, como así también por Yad Vashem, la institución dedicada a preservar la memoria, documentar, investigar y educar sobre este tema.

En un comunicado, las autoridades de Yad Vashem expresaron su oposición a la declaración conjunta de Netanyahu y Morawiecki y aseguraron que contiene graves errores históricos.

Esta situación llevó al Primer Ministro Netanyahu a defender su postura ante la opinión pública israelí. “El objetivo de los contactos con el Gobierno de Polonia fue la anulación de las cláusulas penales, que amedrentaban a quienes se dedican a la investigación y al libre diálogo sobre la Shoá. La declaración difundida después del cambio de la ley fue respaldada por una historiadora del más alto nivel. Pero después de su publicación, se hicieron oír muchos comentarios. Escuché con mucha atención estas observaciones de los historiadores, incluso respecto de varias cosas que no estuvieron incluidas en mi declaración. Respeto esto y lo pondré de manifiesto”.

Confrontación entre historiadores

En su defensa de la declaración conjunta, el Primer Ministro Netanyahu hacía alusión a la historiadora principal de Yad Vashem, Dina Porat y la mencionaba como un aval sobre la veracidad y precisión histórica de sus dichos.

Sin embargo, Porat fue menos entusiasta a la hora de respaldarlo y señaló – en declaraciones a Radio Nacional de Israel – que “es probable que el Primer Ministro le haya facilitado las cosas a los polacos”. También hizo hincapié en que su participación en el asunto fue realizada a nivel privado y como asesora.

“No todas las correcciones que propuse fueron aceptadas y yo no soy responsable de ese texto, no lleva mi firma. Mis observaciones fueron aceptadas en forma parcial y logré minimizar el daño solo en parte. Hay más para corregir, suprimir y agregar, pero no en este ambiente que se ha creado ahora”, explicó Dina Porat.

Según la experta, “los polacos no quieren que sus crímenes ocupen el centro de su conciencia o de su identidad, pero esta declaración ciertamente mejora su imagen. También es muy posible que las negociaciones del Primer Ministro con los polacos les hayan facilitado este proceso”.

Porat también se refirió a las declaraciones hechas por el prestigioso y galardonado investigador del Holocausto en Yad Vashem, profesor Yehuda Bauer, quien en declaraciones al diario Haaretz dijo que la declaración conjunta de Netanyahu y Morawiecki es “una traición que lastima al pueblo judío y a la memoria del Holocausto”.

“Llamo al profesor Yehuda Bauer a cambiar el término traición – tan fuerte y extremo – para que no provoque alguna reacción violenta contra alguno de los involucrados en este asunto”, declaró Dina Porat. “¿Dónde está aquí la traición?”, cuestionó la historiadora.

Una nueva ronda de discusiones y polémica

El Parlamento de Israel votó anoche una resolución en la que se desvincula de la declaración conjunta de Netanyahu y Morawiecki sobre la ley polaca.

La propuesta fue presentada por la legisladora Tamar Zandberg, titular del partido Meretz, quien aseguró durante el debate que “después de que Netanyahu se pusiera del lado de Trump cuando no se alejó de sus partidarios abiertamente antisemitas, el Primer Ministro se convirtió en un apologista de los gobiernos de Europa del Este liderados por partidos de derecha con políticas extremistas”.

“Esta venta de nuestra historia no está desconectada del presente”, dijo Zandberg. “Israel está extendiendo su mano a las democracias de Europa del Este que están lejos de ser liberales y basan su apoyo en el antisemitismo y el odio a los extranjeros”.

Por su parte, el presidente de la Knéset, Yuli Edelstein, le dijo ayer al ministro polaco de Agricultura que “ahora estamos en una nueva ronda de discusiones y polémica, pero espero que esta vez la controversia se resuelva de una manera mucho mejor”.

 

El plan de estudios de Assad: odiar a Israel, ignorando el Holocausto

Un nuevo estudio proporciona un vistazo al currículo de las escuelas sirias, que demoniza el sionismo, describe el atraco de Golán y está plagado de contenido antisemita y admiración por Rusia. 

Los libros de texto escolares sirios acusan repetidamente a Israel de robar tierras para fabricar la historia árabe-siria y no mencionan a Hezbolá o el Holocausto, según un nuevo estudio que proporciona información sobre el currículo escolar en Siria a raíz de la guerra civil siria.

Los estudiantes sirios están expuestos a contenidos antisemitas que fomentan la Yihad y los actos de terrorismo.

El estudio fue escrito por el Dr. Eldad Pardo y Maya Yaakobi del Instituto para el Monitoreo de la Paz y la Tolerancia Cultural en la Educación Escolar (IMPACT-SE).

Desde 1998, la organización ha explorado y analizado libros de texto oficiales de todo el mundo para determinar su cumplimiento de los estándares educativos internacionales de paz y tolerancia.

En el informe, los autores analizan los libros de texto oficiales sirios para los grados 11 y 12 utilizados en el año académico 2017-2018, en áreas controladas por el régimen del presidente Bashar Assad.

Una de las acusaciones más graves contra Israel, que se repite varias veces en varios libros de texto, es que “fuerza la identidad sionista en la población del Golán, haciendo cumplir la lengua hebrea sobre los residentes árabes sirios y la judaización”.

Israel es constantemente referido como una ‘entidad sionista’, su territorio se llama Palestina o Palestina ocupada y toda el área geográfica se presenta como ‘la tierra natal de los árabes’.

Además, los sionistas están acusados ​​de destruir el entorno natural del Golán y explotar el potencial económico y turístico de la región, así como de prevenir la prosperidad económica de sus residentes. Los sionistas son acusados ​​además de planear reemplazar la educación siria con los “planes de la entidad sionista y terrorista, para mantener a los ciudadanos árabes sirios en la oscuridad”.

Del mismo modo, en casi todos los estudios realizados que investigan la incitación a los libros de texto palestinos, se han encontrado materiales que infringen las promesas de la Autoridad Palestina de detener la incitación a Israel en las escuelas.

Los autores del informe también estudiaron la cultura y el idioma rusos. En 2014, el estudio de la lengua rusa se hizo obligatorio en las escuelas sirias, dice el informe, mientras que el persa no se enseña.

Ruso en los libros escolares sirios

Los libros de texto presentan a Siria como pionera científica y tecnológica. Entre otras cosas, los editores de libros de texto enseñan sobre figuras rusas clave como Yuri Gagarin, el primer cosmonauta ruso. Irán, por otro lado, se menciona con cierto grado de hostilidad.

Según los editores del informe, esto puede indicar la intención de Siria de establecer relaciones a largo plazo con Rusia, mientras que Irán es considerado por el régimen como una fuente de asistencia temporal y local que cesa cuando ya no se necesita.

Sin mención de Hezbolá y el Holocausto

Los libros de texto sirios no mencionan el grupo terrorista Hezbolá, la guerra civil que ha estado sufriendo en el país durante los últimos siete años, ni los efectos de la guerra en la vida cotidiana de la población.

Siete años de intensas y sangrientas peleas han transformado por completo la realidad de Siria y llevará muchos años rehabilitar al devastado país. Los enfrentamientos afectaron todos los aspectos de la vida en la región cuando cientos de miles de residentes sirios se convirtieron en refugiados. La economía, el sistema de transporte, el cuidado de la salud, el trabajo y la educación de Siria fueron destrozados por la lucha.

Como parte de los intentos del régimen de Assad, el gobierno publicó información sobre el sistema educativo sirio a principios de julio. Según los datos publicados, 5 504 nuevos profesores se unieron a 11 329 docentes que fueron contratados en enero. Los maestros se integrarán en un gran número de escuelas en varios campos de estudio.

Además, la propaganda se utiliza con frecuencia para difundir falsedades sobre el gobierno a través del sistema educativo, con el objetivo de restaurar la confianza del pueblo sirio en el gobierno, para mostrar que la normalidad cotidiana está regresando lentamente, y para pintar una imagen engañosa del funcionamiento del sistema educativo.

Textos escolares sirios

El mes pasado, el régimen sirio publicó casi a diario imágenes de refugiados que regresaban a sus hogares.

El nacionalismo sirio y árabe aparente en los libros de texto rechaza la hegemonía chií-iraní y lo ve como una amenaza. La cultura política jomeinista y el estilo de vida de Irán son rechazados por el plan de estudios sirio, con la excepción de un enemigo común: Israel y Occidente.

El CEO de IMPACT-SE, Marcus Sheff, comentó sobre el libro de texto: “Mientras los niños sirios son testigos de la guerra civil que los rodea, sus libros de texto no dan ninguna explicación para esta guerra. No hay esperanza de que Siria modere su tradicional hostilidad baathista hacia Israel. Incluso después del final de esta terrible guerra civil”, dijo.

“La retórica permanece: Israel es un estado terrorista y, por lo tanto, todos los medios son legítimos en la guerra, incluidos el terror y los ataques suicidas. De hecho, incluso cuando Siria está involucrada en la guerra, frente a los niños del país, la hostilidad hacia Israel permanece un principio central del plan de estudios sirio”.

Rusos en los textos escolares sirios

El plan de estudios sirio asigna un lugar muy destacado para el nacionalismo, el patriotismo y la enseñanza de la lealtad al país y al régimen. Los libros de texto están plagados de mensajes nacionalistas, que retratan a Hafez al-Assad, como un héroe nacional cuyos pasos están siendo seguidos por su hijo Bashar con coraje y valentía.

La sección sobre el ejército, titulada Sociedad, describe al ejército como una parte integral de Siria. Uno de los autores del informe, el Dr. Eldad Pardo, afirma: “El presente plan de estudios sirio no se ocupa de la moral, la introspección o la educación para la paz, sino que tiene una visión del mundo radicalmente militarista y panárabe.  La comunidad justifica la resistencia utilizando todos los medios disponibles para destruir al enemigo”.

Con respecto a la Segunda Guerra Mundial, el Holocausto no se menciona en los libros de texto sirios ya que los judíos son mentirosos en quienes no se puede confiar.

Fuente: YNet- Traducido por UnidosxIsrael

Fuente: http://itongadol.com