Mi Cuenta CDI

Científica israelí utiliza microburbujas para hacer explotar células cancerígenas

Centro Deportivo Israelita, A.C.

Un equipo internacional de investigadores dirigido por una científica israelí ha desarrollado una tecnología para matar las células de cáncer de mama, una innovación que en el futuro tal vez pueda utilizarse también para tratar enfermedades como el cáncer cerebral, el Alzheimer y el Parkinson.

La innovadora técnica, desarrollada por Tali Ilovitsh, de la Universidad de Tel Aviv, durante su período de posdoctorado en la Universidad de Stanford, utiliza ultrasonidos de baja frecuencia para reventar burbujas microscópicas dirigidas a tumores. Su investigación fue publicada recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Las microburbujas son burbujas microscópicas llenas de gas, con un diámetro tan pequeño como una décima parte de un vaso sanguíneo. A ciertas frecuencias y presiones, las ondas sonoras hacen que las microburbujas actúen como globos: las microburbujas se expanden y encogen periódicamente, y así permiten una mayor transferencia de sustancias desde el vaso sanguíneo al tejido circundante”, explicó Ilovitsh.

“Descubrimos que el uso de frecuencias más bajas que las aplicadas anteriormente hace que las microburbujas se expandan drásticamente hasta explotar. Entendimos que este descubrimiento puede ser usado como una plataforma de tratamiento de tumores y empezamos a inyectar microburbujas en los tumores directamente”.

Un enfoque doble

El equipo de investigación inyectó microburbujas en tumores de ratones manipulados. Las microburbujas estaban dirigidas al tumor, lo que significa que se unieron a las membranas de las células tumorales en el momento de la explosión.

“Alrededor del 80 por ciento de las células tumorales murieron en la explosión, lo que ya es positivo”, dice Ilovitsh. “El tratamiento dirigido, que es seguro y barato, logró destruir la mayor parte del tumor”.

Y sin embargo, para evitar que el cáncer se extienda, los investigadores necesitaban destruir todas las células cancerosas. “Por eso inyectamos un gen inmunoterapéutico junto a las microburbujas, que actúa como un caballo de Troya y da señales al sistema inmunológico para atacar la célula”, dijo Ilovitsh.

Este gen que alerta al sistema inmunológico para atacar normalmente no puede entrar en las células cancerosas. Introducido por la explosión de microburbujas, logró entrar en las células que no murieron por la explosión y señalar al cuerpo que eran cancerosas.

“Las células cancerígenas fueron golpeadas por la explosión, y a través de los agujeros que se crearon el gen que insertamos en las microburbujas se transfirió al interior. Las células que lograron curarse y cerrarse absorbieron el gen que las hace producir una sustancia que alerta al sistema inmunológico para que ataque a la célula”, explicó Ilovitsh.

“De hecho, nuestros ratones modelo tenían tumores en ambos lados del cuerpo. A pesar de que inyectamos microburbujas solo en el tumor de un lado, el sistema inmunológico también atacó el otro lado”, relata.

Ilovitsh tiene la intención de utilizar la tecnología que desarrolló como un tratamiento no invasivo para las enfermedades que dañan el cerebro como el Alzheimer, el Parkinson y los tumores cerebrales. “La barrera hematoencefálica no permite el paso de los medicamentos, pero las microburbujas pueden expandirse y permitir una apertura temporal de la barrera, lo que permite que el tratamiento llegue a su objetivo sin necesidad de una operación”, dijo.

Fuente: agenciaajn.co