Mi Cuenta CDI

Gantz y Netanyahu no se sacan ventaja de cara al 2 de marzo

Centro Deportivo Israelita, A.C.

El frente opositor Azul y Blanco, que lidera el exjefe del ejército Benny Gantz, aventaja por dos escaños al partido oficialista Likud del Primer Ministro Benjamin Netanyahu, pero en la suma de voluntades se afianza la paridad, según reveló una última encuesta.

La investigación realizada por Maagar Mohot y publicada por Israel Hayom y i24NEWS, indicó que, si se celebraran nuevas elecciones hoy, el bloque árabe de derecha y el de izquierda recibirían un total de 57 escaños, mientras que el partido Israel Beitenu, del exministro de Defensa Avigdor Liberman, que ha pedido un gobierno de unidad, ganaría solo seis escaños.

A mediados de enero, antes de la publicación del plan de paz impulsado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el bloque de derecha superó al bloque árabe de izquierda por cuatro escaños, de 58 a 54. Ese margen se redujo a un solo asiento en la encuesta anterior de Maagar Mohot, difundida el 30 de enero, con el bloque de derecha sumando 56 escaños, mientras que el bloque de izquierda árabe totalizaba 57 escaños.

A menos de un mes de las elecciones de la Knesset convocadas para el 2 de marzo, el partido Azul y Blanco también ha visto su ventaja sobre el declive del Likud. Si se celebraran nuevas elecciones, según la encuesta, Azul y Blanco recibirían 36 escaños, en comparación con 34 para el Likud.

El partido de la Lista Árabe Conjunta mantendría sus trece escaños, mientras que la alianza del laborismo y Meretz caería de once escaños ganados por los dos partidos constituyentes en las elecciones de septiembre de 2019 a solo ocho escaños si se celebraran nuevas elecciones a la fecha.

Shas, que ganó nueve escaños en septiembre, caería a ocho escaños si se celebraran nuevas elecciones, mientras que el Judaísmo Unido de la Torá conservaría sus siete escaños.

Yamina, una lista conjunta de tres pequeños partidos de derecha, obtendría un escaño más sobre sus siete actuales, llegando a ocho representantes si se celebraran nuevas elecciones.

Se proyecta que Otzma Yehudit, que recibió 1.88 por ciento en las elecciones de septiembre, está muy por debajo del umbral electoral de 3.25 por ciento, con solo 1.0 por ciento.